Una perra callejera hambrienta rechaza comerse un trozo de pollo en un precioso acto de amor

Un hombre decidió darle un trozo de pollo a una perra callejera que se encontró por las calles de Bangkok pero se llevó una sorpresa al descubrir que el animal no se comió el manjar sino que se lo llevó a otro lugar. Ante la curiosidad, el viandante decidió darle otro trozo y seguirla hasta ese lugar. La perrita llevaba el pollo a sus cachorros hambrientos en un acto de instinto maternal que roza lo humano.

Un hombre que paseaba por un mercado de Bangkok, en Tailandia, decidió darle un trozo de pollo a una perra callejera que se encontró. Sin embargo, la sorpresa llegó cuando el perro en vez de comérselo rápidamente, la cogió y salió corriendo.

Un rato más tarde, la perra volvió donde se encontraba el hombre para pedirle más comida. “La madre estaba pidiendo pollo por segunda vez. La primera vez lo cogió con la boca y huyó”, explica el hombre, quien añade que decidió seguirla para descubrir a dónde estaba llevando el pollo.

Tras ir detrás de ella se llevó la sorpresa; encontró que tenía cuatro cachorros que estaban muy hambrientos y que la comida que cogió era para ellos. Cuando llegó al lugar donde se encontraban los perritos, se acercaron al hombre, que no dudó en ofrecerles más comida. El vídeo se ha viralizado en redes sociales y cuenta con más de 1.700.000 reproducciones.

Comentarios

Top