Se necesita trabajador, pero con experiencia. ¿Y los nuevos?

Muchos jóvenes que se gradúan como profesionales, técnicos o bachilleres, desean salir adelante iniciando una vida laboral en Colombia; pero lamentablemente se encuentran con el primer y decepcionante obstáculo que les impide, y es la famosa pregunta del empresario, presidente de la industria o corporación y del jefe de la empresa y/o entidad: ¿tiene experiencia? O ¿Qué experiencia realizo en otra parte? Aunque suene un poco tercermundista.

Muchas empresas, oficinas y entidades públicas y privadas, requieren de personal nuevo y con proyección de emprendimiento para trabajar en múltiples ramas, ya sean abogados, ingenieros civiles, ambientales y de sistemas, comunicadores sociales, doctores, administradores de empresas, técnicos, etc., pero se estancan  en la sublime terquedad y desconfianza de pedir experiencia a jóvenes capaces de cumplir ciertas labores.

En muchos casos, jóvenes que cuentan con poca experiencia en cumplir labores de trabajo por falta de práctica, algunas empresas no les interesa esa experiencia y se atreven a proporcionar facilidad de trabajar a esos jóvenes emprendedores con ganas de trabajar y salir adelante; pero hay otras que exigen la experiencia para la inclusión de la nueva mano laboral, y nos preguntamos: ¿entonces como hago? O ¿Qué carajos va a ser mi vida si no puedo trabajar por la falta de experiencia? Cantidades de preguntas sin respuestas como estas se nos vienen a la cabeza para la gente que quiere a trabajar en la rama que nos desempeñamos y estudiamos.

Pues, ¡estudiamos lo que nos gusta para trabajar en lo que nos gusta! Múltiples casos se presentan en los nuevos aspirantes a trabajar en cierto cargo, empresas que a través de sus personal exprimen con una carga laboral exorbitante y humillante al pobre conejillo de indias, para que se desanime y renuncie por no ser del agrade de unos cuantos dentro de la entidad o no ser de la rama política que ellos son, matándolo mentalmente del amor y cariño al trabajo; esto tomándolo como ejemplo que pasa en indeterminadas partes.

En conclusión, ¿Cómo iniciar una vida laboral sin experiencia en Colombia? Pocas, inexplicables y confusas son las respuestas. La realidad es que generalmente la experiencia la aprendemos en la práctica de una actividad,  sin importar las infinidades de capacitaciones que nos brinden sentados en un pupitre. Repito: la mejor experiencia es la que aprendemos con la práctica. Gerentes, presidentes, jefes de personal, empresarios, solo hay que arriesgarse para tener y formar a los mejores jóvenes emprendedores que tendrán la formación laboral que ellos desean.
Espero y deseo que algún día no muy lejano, esta tendencia subdesarrollada desaparezca por completo en toda nuestra amada y querida Colombia.

Guillermo José Corrales Vergara.
Tw: @guillermo2711
Fb: Guillermo José Corrales Vergara
Ig: guillocorralesv

Comentarios

Top