‘Patria nueva’, la plataforma política de los militares y policías en retiro

Su desacuerdo con el proceso de paz ayudó a impulsar este nuevo proyecto político en el que espera ser protagonista.

El general Luis Herlindo Mendieta, uno de los uniformados de más alto rango secuestrado por las Farc y de los que más tiempo duró en cautiverio (12 años), se dejó picar por el bichito de la política.

En medio del inconformismo que se generó por el acuerdo de paz suscrito con la guerrilla y los recorridos que viene haciendo por el país para escuchar a las comunidades, empezó a cristalizar la idea de conformar un partido político.

Sin embargo, fueron los oficiales retirados quienes le plantearon a Mendieta la necesidad de “hacer algo hacia el futuro” y por eso comenzó a gestarse el proyecto de consolidar  ‘Patria Nueva’, como decidieron bautizar esta plataforma política.

El movimiento está en su etapa de formación, haciendo el papeleo necesario ante el Consejo Nacional Electoral, pero la ideología ya está más que clara: de “centro derecha”, como lo dice el propio Mendieta.

El general, quien empieza a proyectarse como un nuevo actor político en Colombia, con miras a las elecciones de 2018, entregó detalles de este nuevo proyecto partidista.

¿‘Patria Nueva’ es una consecuencia del proceso de paz con las Farc? 

Indudablemente que todo lo que ha pasado en la negociación tiene que ver. Lo primero es el acuerdo con las Farc y ahora la implementación. Vamos a estar muy pendientes de cómo va a ser la reforma electoral, cómo se va a dar todo lo relacionado con el ‘fast track’.

¿Por qué ‘Patria Nueva’? 

Esa fue una decisión de la colectividad. Queremos significar lo que representa el partido en este momento del país.

¿Este será un espacio solo para policías y militares retirados?

Si bien el grueso de ‘Patria Nueva’ lo formarán militares en retiro, las puertas también quedaron abiertas para los civiles.

¿Cuál será el primer objetivo de esta organización?

Mantener la lupa sobre las Farc, pues deben pagar cárcel por los delitos de lesa humanidad. Atender las necesidades de las víctimas y que les respondan a ellas económicamente con sus recursos, además de los dineros de ayudas internacionales.

Usted es hoy la cabeza visible de este nuevo grupo, ¿aspirará a meterse en la baraja presidencial?

Es muy aventurado decirlo. Eso se está definiendo en muchas reuniones. Por ahora estamos convocando a los líderes de las Fuerzas Militares en retiro y a personas de la sociedad civil, para establecer quién va a llegar a los centros de poder.

¿Pero sí le apuntan como colectivo a las elecciones de 2018? 

Claro que sí, esa es la apuesta. Ojalá pudiésemos ir con candidato propio por las diferentes instancias de poder, como la Presidencia de la República o el Congreso.

No es la primera vez que los militares intentan llegar al poder por la vía democrática. ¿Qué otro oficial o exoficial está en la lista? 

Hay varios señores generales que se están sumando, así como quienes han sido parte del personal administrativo, patrulleros, soldados, civiles y líderes sociales.

¿Cómo quiénes? 

La junta directiva de ‘Patria Nueva’ estará conformada por el brigadier general Hipólito Herrera; el capitán Juan Bautista Medina; la abogada Carolina Montealegre; el mayor Hernán Tapia y los sargentos Gonzalo Jiménez, Alex Ortega y Héctor Augusto López.

¿Ya tienen cuadros en todo el país? 

Sí, precisamente el viernes de la semana pasada se nombraron los delegados regionales y el comité nacional.

¿Tienen alguna afinidad con el Centro Democrático?

En nuestras filas hay participantes que han estado en otros movimientos políticos, pero nos une un espíritu de cuerpo como retirados de la Fuerza Pública. Por ahora, lo que queremos es ir a las elecciones con candidatos propios. Con el paso del tiempo miraremos qué rumbo tomaremos.

Pero, ¿han tenido acercamientos con el expresidente y senador Álvaro Uribe?

No. De momento somos autónomos. En el futuro, en una convención, podría tomarse una decisión acerca de hacia dónde ir.

¿Se ve sentado junto a Iván Márquez en el Congreso? 

De seguro habrá lugares especiales para cada bancada.

¿Eso qué quiere decir?

Mientras los integrantes de las Farc no cuenten la verdad, no pidan perdón, no haya justicia y se dé la reparación, mal podríamos estar participando con ellos.

¿Cómo se siente un general retirado haciendo política? 

Entusiasmado, pues quiero participar y aportar mi grano de arena. Estoy en esto de manera desinteresada. Lo que espero es que los sectores por los que trabajo puedan obtener mejores condiciones de vida.

Hoy, otro policía retirado es vicepresidente de la República (Óscar Naranjo). ¿Se siente representado por él, como integrante del mismo cuerpo armado? 

Esa es una decisión del presidente de la República. El nombramiento seguramente se da porque el general Naranjo reúne las condiciones; le deseamos la mejor de las suertes. Sobre la representación, es posible que en algunos casos tengamos afinidad, pero en otros, críticas.

¿Y cómo ven los integrantes de ‘Patria Nueva’ a sus colegas generales que estuvieron en la mesa de diálogos con las Farc? 

Ese tema no se ha tocado. Nosotros queremos lanzarnos a la arena política con nuestros propios ideales, nuestros propios objetivos y nuestra propia gente.

Sobre el acuerdo de paz

¿Cómo analizan el reconocimiento y la financiación que les darán a las Farc para que sean partido político?

Ese es un punto a tener en cuenta. Si a las Farc se les está dando reconocimiento político, financiación y hasta curules, y se habla de más privilegios, pues a nosotros debe tratársenos en igualdad de condiciones.

Usted ha sido muy crítico de los acuerdos de La Habana. ¿Cuál será el futuro de estos, si ‘Patria Nueva’ llega al Congreso? 

Como representante de las víctimas he visto que no nos han puesto cuidado a las observaciones. Esperamos que con este nuevo movimiento sí nos tengan presentes. Sobre el futuro de los acuerdos, creo en ellos, pues todo el mundo quiere la paz. La cosa es definir quiénes son los beneficiarios de ese proceso. Infortunadamente en este caso solo fueron las Farc. Lo que queremos es que la atención, la asistencia y la reparación se den para las víctimas que nosotros representamos.

Cuestiona mucho usted la reparación, ¿qué hay de la Ley de Víctimas? 

Esa Ley hay que reformarla. Ese es uno de nuestros focos.

¿Qué opinión tienen de la Jurisdicción Especial para la Paz? 

Es claro que se cedió soberanía jurídica, pues van a ser juristas internacionales quienes nos digan cómo juzgar a nuestra gente. Deben ser las instituciones que le han puesto el pecho a la guerra las que apliquen la justicia. Acá se desconoció la justicia penal militar, no se ha hablado de un tribunal militar, como se dio en otros conflictos.

En pocas palabras

Juan Manuel Santos

-Dirigente político tradicional.

Álvaro Uribe Vélez

-Dirigente político que tuvo buenos resultados contra las Farc.

Alejandro Ordóñez Maldonado

-Un procurador que cumplió una buena labor.

Rodrigo Londoño Echeverri, ‘Timochenko’

-Criminal.

Comentarios

Top