Juan Diego Hernández Espitia, su discapacidad no ha sido impedimento para lograr sus sueños

Juan, el entrenador de la Selección Córdoba y el entrenador de la Selección Colombia.
“Me visiono a futuro en un salón explicando la clase y a la vez pienso en cómo me verán mis alumnos cuando estemos en clase “

El 27 de junio de 1997 nació en la ciudad de montería Juan Diego Hernández Espitia un niño que estaba bien físicamente, caminaba normal a los 5 años su madre doña Rosa Amelia Espitia notó que su hijo se caía frecuentemente se veía sin fuerza en las piernas, lo que la llevo a preocuparse y a buscar ayuda profesional.

A los 6 años lo llevó al médico para que le explicara que pasaba porque su niño se caía mucho, sus piernas no le respondían pero sus esfuerzos fueron en vano no hubo ningún médico en Montería que le explicara ni diera con lo que estaba afectando a su hijo, alguien le hablo le dijo que en Barranquilla habían buenos especialistas que podían ayudarla, así fue ella viajo motivada a la capital del Atlántico y por fin encontró la respuesta de lo que tenía Juan Diego su diagnóstico fue distrofia muscular una enfermedad degenerativa la cual cada día le restaba fuerza muscular a su hijo Doña Rosa se preocupó mucho creía que su hijo se iba a morir se imaginó muchas cosas, pero el instinto de madre le dijo que hay que aceptar lo que Dios mande y que debía luchar por sacar a delante a su hijo.
La infancia de Juan transcurrió bien académicamente se destacaba no era el mejor estudiante, pero estaba en los primeros puestos, le gusta mucho el estudio y dentro del salón de clase era un referente todos los compañeros lo querían se portaban muy bien nunca tuvo problemas al contrario todos estaban pendiente de él de que no le faltara nada de que no se fuera a caer.
Se graduó de bachillerato en la Institución Educativa Inem “un sueño hecho realidad para mí, cumplir una meta que siempre anhele verla hecha realidad es algo muy lindo fue una emoción súper grande recuerdo que ese día casi lloro me toco contenerme, pero gracias a Dios culmine esta meta afirma Juan.
Se vino otro reto la Universidad De Cordoba otro sueño hecho realidad empezar la universidad este sueño de ser profesional que tanto había anhelado se empezaba a gestar “fue algo increíble una alegría inexplicable agradecí a Dios por esta bendición de ser admitido en la Licenciatura En Informática y Medios Audiovisuales todos los días me levanto motivado para ir a la Universidad , Me visiono a futuro en un salón explicando la clase quiero experimentar y a la vez pienso en cómo me verán mis alumnos cuando estemos en clase “
La vida de Juancho ha sido difícil sobre todo con lo que tiene que ver con la movilidad, porque cuando se usa una silla rueda es complicado todo tiene que ser en taxi ,algunos taxistas no quieren parar porque eso implica demorarse e incluso les toca cargarlo, los medio de transporte de Montería no cuentan con rampas accesible en sus buses como en otra ciudades y siempre sale muy costoso movilizarse, pero el esfuerzo que han hecho y están haciendo sus padres para que él esté estudiando ha sido gigante ” por ellos es que cada día tengo más motivación de salir adelante estoy haciendo lo que ellos no pudieron hacer que fue estudiar por las dificultades de la vida quiero ayudarlos cuando sea profesional sé que no alcanzare a retribuirle todo lo he que ellos han hecho por mí pero con el amor de un buen hijo contribuiré mucho a la felicidad de ellos además mis padres son muy felices cuando yo consigo una meta.
Ellos cada día se esfuerzan y sacrifican para sacarme adelante cada vez que un sueño se me hace realidad no he llorado pero esas lagrimas están retenidas para cuando me gradué de profesional porque han sido tantas cosas difíciles para lograr lo que poco a poco estoy logrando. Afirma Juan Diego.

Juan y su familia son los cuidanderos de una finca el acceso desde la finca hasta la carretera por donde pasa el bus siempre esta lejitos sus padres lo acompañan para que cojan el transporte, a la ida se va en taxi hasta la universidad esa carrera le cuesta 10 mil pesos, su mama lo acompaña y de regreso el papa Don Rafael Hernández va a buscarlo, lo ayuda en el cruce de la carretera Juan se regresa conduciendo su silla eléctrica el papa lo acompaña en todo el recorrido desde la universidad hasta a finca su padre va en una cicla pendiente en todos los cruces y a la expectativa de que no se vaya a descargar la batería de la silla gracias a esa silla se ahorra 10 mil pesos pero a veces la inclemencia del clima le juega una mala pasada las fuerte temperatura el inclemente sol y la lluvia se convierten en barreras que lo afectan.
Gracias a Dios y gracias a una tutela Juan cuenta con una silla eléctrica la cual le sirve para desplazarse desde su casa hasta la Universidad, pero esa silla es recargable y la distancia de la universidad hasta su casa no le alcanza la pila, por ello siempre lleva consigo el cargador de la silla actualmente ya la pila le está fallando por lo que requiere urgente de un cambio de pila.
Los sueños no son solo académicos también son deportivos actualmente practica un deporte que se llama Boccia es el Bocciero más destacado que tiene Montería este deporte significa mucho para él “es muy interesante desde que el profe me lo presento me gustó mucho porque es una forma de demostrarme a mí mismo que si soy capaz de salir adelante que si puedo llegar muy lejos y mi principal sueño en el deporte es es ir a unos juegos paralímpicos,

Mi sitio de entrenamiento es precisamente los pasillos del edificio donde recibo mis clases muchas personas se acercan cuando estoy entrenando a verme jugar algunos ven el juego sin ningún sentido otros me dicen préstame para lanzar y hasta juegan conmigo” dice Juan.
En este deporte él ha encontrado una manera diferente de ver la vida, una opción para salir adelante el solo ver como las personas con discapacidad dan ejemplos de grandeza en el deporte eso lo motiva y hace que Juan diga yo puedo también yo soy capaz.
Por ultimo Juan quiere mandar un mensaje a todos” que por muy difícil que sean los sueños no los abandonen sigan adelante y cumplan sus metas crean en ellas y principalmente agradezcan a Dios por todo.
la vida es de sacrificios de luchas constante si queremos ser alguien en la vida debemos luchar por lo que queremos.
La historia de Juan es inspiradora hoy día muchos tienen todos los medios para estudiar cuentan con todos los recursos y se quedan estancado porque son ricos económicamente, pero pobres de mentalidad la vida nos presenta obstáculos que no los podemos coger como un motivo de quedarse dormido al contrario de las dificultades aprendemos y estas nos hacen más fuerte así es Juan Diego un chico soñador que le ha dado un ejemplo de valentía ,grandeza ,humildad y muy pronto lo veremos enseñando en un salón de Clase motivando a otros a salir adelante.

Juan con sus Padres en el día del grado de bachillerIMG-20160925-WA0007

Orientaciones por parte del entrenador de la selección Colombia.IMG-20160925-WA0005

Entrenando en la U

IMG-20160925-WA0002

Comentarios

Top