El sector textil sigue de primero en contrabando

En julio de 2015, el Gobierno decidió crear un mecanismo eficiente para combatir el contrabando y disminuir el impacto negativo en la economía del país.

Desde ese momento, la Ley Anticontrabando ha permitido que el Ministerio de Comercio, la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) y la Dian, decomisaran $710.000 millones en mercancías asociadas a esta actividad ilegal, sin tener en esta cuenta las incautaciones de combustibles y petróleo.

Los resultados de los operativos arrojaron que, pese a los esfuerzos, los textiles siguen siendo el producto que más trata de ingresar al país sin cumplir con los requisitos aduaneros y tributarios, además de ser el de las mayores aprehensiones de mercancías.

Solo en 2016, los decomisos de este sector sumaron $62.905 millones, causando un fuerte impacto a esta industria, si se tiene en cuenta que según la Cámara de Algodón Textiles y Confecciones de la Andi, el contrabando de textiles pesó 13% del PIB del sector y cerca de 5% del consumo en 2015.

Este fenómeno, para Leonardo Sicard, director de fiscalizacion de la Dian, se debe a que los textiles y el calzado son productos muy susceptibles del contrabando técnico, que consiste en triangular el ingreso de estas mercancías al país, casi siempre, con origen asiático

Comentarios

Top