Desde hoy, todos los colombianos somos donantes de órganos

El presidente Juan Manuel Santos sancionó la Ley 1805 de 2016 sobre donación de órganos, que convierte a todos los colombianos en donantes obligatorios, a no ser que en vida se manifieste lo contrario.

Con esta ley se busca atender la demanda de órganos de miles de colombianos que  están en lista de espera y que reclaman una mejor calidad de vida, como la de aumentar la presunción legal de donación a las personas que fallezcan.

A partir de ahora todo colombiano que fallezca se convierte en donante, excepto si manifestó su negativa en vida, de no ser así ningún familiar podrá oponerse a que se le extraigan los órganos o tejidos.

Las personas que en vida quiera manifestar su negativa de ser donante, lo deberán hacer mediante un documento escrito y autenticarlo ante un Notario Público y radicarse ante el Instituto Nacional de Salud.

También podrá oponerse al momento de la afiliación a la Empresa Promotora de Salud EPS, la cual estará obligada a informar al Instituto Nacional de Salud INS.
Uso de los órganos

El INS  definirá  la distribución y asignación de órganos y tejidos, atendiendo la escala de severidad de la enfermedad del paciente y la compatibilidad. Además de las necesidades de donación y trasplante a nivel nacional.

Con la Ley 1805, se le asigna al Instituto Nacional de Salud las funciones de máxima autoridad administrativa frente a la estructura y organización de la Red de Donación y Trasplantes de Órganos y Tejidos.
IPS

Las IPS deben contar con el personal humano y técnico para detectar en tiempo real los potenciales donantes de acuerdo con los criterios establecidos por el INS.

Las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) de Nivel 11 con Unidad de Cuidados I Intensivos (UCI) y las IPS de Nivel III y IV, deberán contar con los recursos humanos y técnicos idóneos para el diagnóstico de  la muerte encefálica, así como para el mantenimiento del donante hasta el momento del rescate. Estos recursos serán un requisito de habilitación.

La auditoría de estos procedimientos estará a cargo del Instituto Nacional de Salud (INS), que podrá delegar dicha función en las coordinaciones regionales de la Red de Donación y Trasplantes de Órganos y Tejidos.
Se prohíbe la donación a extranjeros

La ley 1805 de 2016 prohíbe la prestación de servicios de trasplante de órganos y tejidos a extranjeros no residentes en el territorio nacional, solo si el receptor es cónyuge o compañero permanente, pariente en cuarto grado de consanguinidad, segundo de afinidad o primero civil, del donante.

El Ministerio de Salud y Protección Social no podrá autorizar el trasplante a extranjeros no residentes, cuando se compruebe que los tejidos disponibles son suficientes para cubrir la demanda interna.
Comisión Intersectorial de Calidad

En los 12 meses siguientes a la promulgación de la presente ley,  se creará  una Comisión Intersectorial de Calidad cuyo objeto será actualizar la reglamentación vigente en materia de donación de órganos y tejidos.

La Comisión será integrada por representantes de la Red de Donación y Trasplantes de Órganos y Tejidos, del sector asegurador, de la academia, IPS habilitadas para hacer trasplantes y los demás miembros que el Gobierno considere pertinentes.
Mayor demanda

Según un informe ejecutivo sobre la donación y trasplante de órganos en Colombia presentado por el INS, en el año 2015, del total de trasplantes, el 86% fueron de donantes cadavéricos, mientras el restante fue de donantes vivos, 94% de donantes relacionados genéticamente hasta tercer grado de consanguinidad y 6% relacionados emocionalmente.

El registro de voluntades de donantes por departamentos, el mayor número de registros se realizó en la ciudad de Bogotá con 9736, seguido por Santander con 2906 y Antioquia con 2569; en 2015, de los 32067 registros, 9210 se efectuaron en Bogotá, 7492 en Antioquia, 2539 en el Valle del Cauca y 2305 en Santander. (Lea:Trasplantes en Colombia: Informe Especial)

La Ley 1805 de 2016 modifica Ley 73 de 1998 y la Ley 919 de 2004.

Comentarios

Top